Abelardo Martínez Cruz

Click here to edit subtitle

Bienvenidos

Procedo de Valera de Arriba (hoy Valeria). ¡A alguien tenía que sucederle!
 A muy pocos, ciertamente. De niño salí del pueblo para estudiar. Lo conseguí en Valencia,
Cataluña y Madrid. De todos estos lugares conservo un grato recuerdo porque, además de 
estudiar, viví de acuerdo a mi edad. Quise ser docente y lo conseguí ganando una
oposición. Siempre supuse en las aulas que ante mí pasaría algún genio de esos que consiguen grabar
su nombre en una página de la historia. Sigo esperándolo. Aún es pronto.
  Cada día inicio la jornada de estudio leyendo un poema. Me despiertan estas lecturas
porque me digo como Zaratustra:" ¡Sube, pensamiento abismal, de mi profundidad!".
Así comienzo a trabajar, sin olvidarme de mi origen.


valeria cuenca

Últimos artículos publicados